Comunidad científica y activistas rechazan el evento ya que puede dañar el sitio arqueológico.

Ante la autorización del INAH y la Secretaría de Cultura, que permiten la realización del concierto de Armando Manzanero en Chichén Itzá el próximo 3 de febrero, académicos e investigadores se manifestaron en contra del evento argumentando que “va en contra de la legislación vigente y de la ley que creó al INAH”.

Integrantes del Comité Ejecutivo del Sindicato Nacional de Profesores de Investigación Científica y Docencia del INAH pidieron al cantante yucateco desistir de llevar a cabo el concierto en dicho sitio.

Sin embargo, el compositor respondió que era de “débiles mentales o enfermos mentales” pensar que un concierto pudiera afectar un sitio arqueológico, informó el diario El Quintana Roo.

Deje su respuesta

  • (No será publicado)